Sexualidad, discapacidad y diversidad funcional fueron los ejes de una jornada interdisciplinaria
Sexualidad, discapacidad y diversidad funcional fueron los ejes de una jornada interdisciplinaria

Personal sanitario, docentes, familias y público interesado participaron de una capacitación en sexualidad, diversidad funcional y discapacidad convocada por los ministerios de salud y desarrollo social y la asociación civil instituto de estudios interdisciplinarios en comunicación (inesi).

En el salón del Sindicato de Empleados de Comercio en Paraná, los Ministerios de Salud, a través de la Dirección de Salud Materno Infanto Juvenil y el Programa de Salud Sexual y Reproductiva; y Desarrollo Social, por el Instituto Provincial de Discapacidad (Iprodi), junto al Instituto de Estudios Interdisciplinarios en Comunicación (Inesi), concretaron la jornada de capacitación gratuita denominada Sexuales por hecho y por derecho. Sexualidad y diversidad funcional/discapacidad. La misma, estuvo a cargo de Silvina Peirano, especialista en la materia, y destinada a personal de salud, docentes, trabajadores territoriales, familias y público interesado.

En el acto de apertura, la directora de Salud Materno Infanto Juvenil, Alejandra Castillón, transmitió la felicitación de la ministra Sonia Velázquez destacando la oportunidad de una nueva instancia integradora para garantizar los derechos sexuales y reproductivos de las personas, que son universales. “Nos reunimos para tratar de abordar lo que es la sexualidad y discapacidad con el objetivo de poder repensar nuestras prácticas, interpelarnos como equipos profesionales para revisar cuáles son las estrategias, garantizando la accesibilidad a servicios y prestaciones de mayor calidad“.

Castillón remarcó el fuerte trabajo interinstitucional del gobierno entrerriano en pos de sensibilizar y capacitar en discapacidad y sexualidad. Por su parte, la responsable del Programa de Salud Sexual y Reproductiva, Lucy Grimalt, expuso la importancia de formar en el tema a los equipos de distintos establecimientos sanitarios. En este sentido consideró a la actividad como un “momento de reflexión en torno a si la atención sanitaria brindada es integral o no, que aporta herramientas formativas y amplía derechos“.

En tanto que desde el Instituto Provincial de Discapacidad su directora, Cristina Ponce, explicó la necesidad de continuar el abordaje de la educación sexual integral junto a una organización de la sociedad civil como Inesi; los gobiernos; sus equipos técnicos; los especialistas formadores y las familias.

Ponce refirió el valor y fortaleza de aportar múltiples miradas que contemplen tanto el aspecto biológico y sanitario como lo identitario. En este sentido recordó: “Partimos de la posibilidad y el privilegio de un cúmulo de normas que nos obligan como Estado a brindar calidad de atención y educación sexual integral a las personas con discapacidad“.

La organización no gubernamental Inesi, aportó a la jornada “el desafío de cuestionar lo establecido, desatar mitos y tabúes con el objetivo de gestionar estrategias a través de una posición ética, política para transformar e incluir, dándole voz propia a quienes se proponen enunciar lo no enunciado“.

Asimismo, la entidad remarcó que “suponer una única sexualidad pensada para un colectivo es olvidar la diversidad dentro de la diversidad; entendiendo que la sexualidad es una condición de vida y no de supervivencia por lo cual todo derecho negado debe ser reivindicado y ganado por la sociedad toda“.

Repensar las prácticas

La disertante Silvina Peirano, profesora de educación especial y especialista en sexualidad y diversidad funcional, precisó la importancia de dar visibilidad y reconocer los derechos de “este colectivo subsumido, patologizado, medicalizado, recetado e intervenido, que históricamente ha sido relacionado con el dolor, la rehabilitación y no con el goce, la decisión y la autonomía“.

Por ello, instó a favorecer “buenas prácticas éticas para el acompañamiento de todas las sexualidades“.

(Prensa Ministerio de Salud)